, ,

POTRIES MEJORA LA RUTA URBANA CON NUEVA SEÑALÉTICA Y MOBILIARIO URBANO

Potries recibe más de 3.200 euros de la Diputación de Valencia para mejorar la Ruta Urbana con infraestructuras y equipamientos de recursos turísticos.

 

La nueva señalética, el equipamiento de la ruta con la colocación de paneles interpretativos y la mejora de la accesibilidad para personas con movilidad reducida, son los principales recursos donde se ha invertido para mejorar la Ruta Urbana.

Se han incorporado dos nuevos paneles interpretativos, uno de ellos se sitúa en la Plaza País Valencià, el lugar de reunión del vecindario de Potries y el epicentro de los grandes eventos de la cultura festiva-popular, y el otro en el Escuela-Taller de Cerámica “Les Envernissadores”. Los textos informativos de los paneles están en castellano, valenciano e inglés y van acompañados de fotografías relacionadas con el entorno y la historia del municipio. Además, se ha mejorado la mesa interpretativa de la Plaza Iglesia y se han puesto los palos de seguimiento de la Ruta que se encontraban en mal estado por el paso del tiempo o por golpes de vehículos. También se ha ampliado y mejorado el sistema de aparcabicicletas que se encuentra a lo largo de la Ruta y se ha instalado una papelera en la calle Boamit.

Este proyecto mejora la actual Ruta Urbana de Potries, fomentando el conocimiento de los valores culturales, patrimoniales e identitarios del municipio. El coste final ha sido de 3.357,75 euros y ha sido financiado con una subvención de la Diputación de Valencia, a través del programa Impulsem Turisme, destinado a municipios de menos de 30.000 habitantes, y con fondos propios del Ayuntamiento.

Potries es un municipio de la comarca de La Safor con unos valores patrimoniales, históricos y culturales que hacen del pueblo un enclave idóneo para desarrollar una propuesta turística única. A través de la Ruta Urbana, descubrimos el paisaje y la historia, visitando en primer lugar el singular edificio del Ayuntamiento del siglo XVI y antigua propiedad de la familia Borja. Continuamos por la calle Boamit que nos recuerda el pasado musulmán y llegamos a la iglesia de los Santos Juanes de finales del siglo XVI, donde se conserva la reliquia de San Blas, patrón de Potries. Desde la plaza de la Iglesia, por la calle Mayor llegamos a la plaza del País Valencià y continuamos la ruta por la calle San Salvador, denominada antiguamente “Alfareria” por las fábricas de barro que había años atrás. Por la calle Ermita llegamos al inicio del Calvario donde quien se anima puede subir el camino con pendiente hasta la Ermita, construida entre 1854 y 1865, y donde se puede disfrutar de las panorámicas más espectaculares. La Ruta Urbana finaliza con la visita al Museo Cassoleria de Àngel Domínguez, último alfarero del pueblo, y en la Escuela-Taller de Cerámica “Les Envernissadores ” de Potries.