IGLESIA PARROQUIAL DE LOS SANTOS JUANES:

La parroquia de Potries se constituyó como independiente, en el último cuarto del siglo XVI, debido a lo remodelación de la diócesis de Valencia llevada a cabo por el arzobispo San Juan de Ribera en 1574, antes era una vicaría de moriscos perteneciente a Oliva. La iglesia tiene la tipología característica de la arquitectura religiosa de la época, influenciada por las premisas jesuíticas.

Presenta planta de cruz latina inscrita en un rectángulo, nave central cubierta con vuelta de cañón y fajones, capillas laterales, crucero no emergente y torre campanario ocupando el espacio de la primera capilla del lado de la epístola. El interior del edificio es sobrio, articula el alzado mediante un orden compuesto de pilastras sobre pedestales, arcos fajones y vuelta de cañón.

Consideramos que ha habido, al menos, dos intervenciones que han ampliado la iglesia por la puerta del evangelio. La primera, ejecutada entre finales del siglo XVII y principios del XVIII, que afecta fundamentalmente a las capillas laterales haciéndolas más grandes y cubriéndolas con cúpula, y a la fachada recortándola y disponiendo en la parte superior un perfil mixtilíneo, ambas obras muy en la línea del barroquismo propio de la época.

La segunda, llevada a cabo en el primer cuarto del siglo XIX, que conlleva la construcción de una nueva capilla, dedicada a San Blas, a la altura del crucero. Esta presenta planta de cruz griega cubierta con cúpula sobre conchas y linterna: su concepción arquitectónica nos remite a las corrientes clasicistas dictadas desde la Academia de San Carlos de Valencia.

La fàbrica de l’església és fonamentalment de maçoneria i morter de calç, encara que també s’utilitza la rajola; mentre que els carreus de pedra es localitzen a la sòbria portada, les cantoneres de la torre i la capella de Sant Blai, però sobretot, al cos de les campanes de la torre, construït exclusivament amb aquest material local. Aquest element constructiu ens acosta estilísticament amb el període d’erecció de la parròquia, constituint un exemple de l’arquitectura manierista de tall herrerià de la nostra comarca. La coberta és a dues aigües amb teula àrab.

En la iglesia se conserva la reliquia de San Blas (s. XVI), patrón del municipio y una copia de la talla barroca policromada del Cristo de la Agonía, procedente de la ermita de Potries. Estos elementos de nuestro patrimonio cultural mantienen vivas en nuestro municipio importantes tradiciones de carácter religioso y festivo; como por ejemplo las tradicionales procesiones de la Bajada y la Subida en las fiestas mayores. Y pocas fiestas tienen el arraigo y aceptación popular como el conocido Porrat de San Blas en Potries. Año tras año, y sin interrupciones desde hace siglos, son miles los visitantes que acuden a nuestro municipio, para cumplir con el ritual religioso de pasarse la reliquia del santo por la garganta para curarse de las enfermedades.