CASA AYUNTAMIENTO:

El Ayuntamiento de Potries es un magnífico exponente de la arquitectura señorial del siglo XVII de nuestro ámbito rural. Este edificio se encuentra situado en el número 28 de la calle de Boamit. La casa que se conserva fue construida entre los últimos años del siglo XVI y la primera década del XVII, sabemos que en 1611 se pretenden revocar los establecimientos hechos sobre la casa a favor de Pere de Borja y Centelles.

De hecho, un documento datado en 1611 cita a Pere de Borja y Centelles, gobernador de Gandia, como propietario en el lugar de Potries «de una casa grande y nueva, con muchas salas, tan buena como la mejor de todas las que posee la señoría». Pere de Borja y Centelles fue el segundo hijo del matrimonio entre el duque de Gandia, Carles de Borja, y la condesa de Oliva, Magdalena Centelles. El matrimonio entre Carles y Magdalena unificó dos importantes posesiones señoriales. Será en el año 1595 que los Borja incorporan a sus dominios los del condado de Oliva, mediante matrimonio. Creemos que la casa nueva del documento es el magnífico edificio del actual Ayuntamiento de Potries, y es evidente que ha sido construido de nueva planta entre el año 1595 y 1611, seguramente por cuestiones meramente económicas, relacionadas con el control y fiscalización de un conjunto de propiedades que, desde entonces, los Borja tenían que administrar.

En la imagen de la izquierda observamos la fachada principal del ayuntamiento en su acceso por la calle Boamit. El ayuntamiento conserva la estructura original así como la de algunos elementos singulares: las rejas de hierro forjado en la fachada, los magníficos pavimentos cerámicos policromados con paralelos en el Palacio Ducal de Gandia o en el Salón de Cortes del Palacio de la Generalitat de Valencia.

Algunos de los elementos decorativos propios del renacimiento tardío y la calidad de ciertos materiales empleados en la construcción lo vinculan a las clases dirigentes y adineradas de la época.

La fábrica es básicamente de tapia mixta con baldosa, a excepción de la base de la esquina de la fachada principal hecho con sillares de piedra. Dispone de una planta en forma de U, con un cuerpo principal de planta baja, primer piso, buhardilla y cubierta a dos aguas de teja árabe; aunque este cuerpo principal articula cuatro dependencias más superpuestas, dos o cada uno de los extremos del edificio.

Las dos primeras se sitúan entre la planta baja y el primer piso, a modo de entresuelo, con acceso directo desde el amplio vestíbulo mediante elegantes escaleras decoradas con “azulejos del mocadoret”. Las segundas se sitúan entre el primer piso y la buhardilla. Esta disposición de las dependencias del edificio se corresponde con los vacíos de la fachada principal. Disponede un patio rectangular en la parte posterior, flanqueado por dos cuerpos anejos con planta baja y piso. También de unos adosados a la fachada del patio, que disponen de cubierta, una de las vertientes recae al interior, y eran los espacios donde antiguamente se situaban anexos como las cuadras, el pajar y la cocina.

En la fotografía de la derecha observamos la entrada principal del Ayuntamiento con las vigas de madera original, en la de la izquierda a el despacho de la alcaldía, con el pavimento cerámico policromado

A finales del siglo XIX la corporación municipal, debido al derribo del viejo edificio del consejo situado en la plaza de la iglesia, adquiere este inmueble a un rico propietario e industrial dedicado a la hilatura de la seda, Domingo Llopis, y lo constituye en la sede del Ayuntamiento, además de instalar el reloj público, las escuelas, las viviendas de los maestros y una pequeña prisión. Una cuidadosa restauración a comienzos de los años 80 hizo posible la conservación de este edificio, así como de sus singulares elementos.