ARQUITECTURA DEL AGUA:

INTRODUCCIÓN

La comarca de la Safor, se caracteriza por la fértil llanura costera que se extiende hasta el mar desde las montañas. Unas excepcionales condiciones orográficas y climáticas que, juntamente con el curso del agua que la cruza, el río Serpis o Alcoy y su afluente el Vernissa, han favorecido la implantación de un sistema de irrigación que ha hecho posible en este ubérrimo territorio el desarrollo continuado a lo largo de la historia de cultivos intensivos de regadío. Un sistema hidráulico que articula y ordena el territorio, creando el paisaje construido y que, sin duda, representa la herencia de nuestro devenir histórico, constituyendo uno de los caracteres distintivos de nuestra comunidad y que nos identifica como valencianos.

El agua se constituyó como un elemento indispensable que posibilitó la articulación de un conjunto de construcciones, ingenios y artefactos para transformar el medio y crear un verdadero elemento de civilización, de cultura. Este conjunto material es el que denominamos arquitectura del agua. Azudes, pozos, acequias, lavadores, brazales, partidores, molinos…. construcciones que forman una parte fundamental de nuestro patrimonio cultural. En Potries proponemos un paseo para conocer estas infraestructuras históricas del regadío. Verás humildes construcciones con siglos de historia, todavía en funcionamiento, y vinculadas al uso racional y tradicional del agua.

Las aguas de regadío tradicional o histórico de la Safor proceden principalmente del río Alcoy. En su curso, en término de Villalonga, se asienta el azud d’EnCarròs, derivando el agua dentro de la acequia Real de Alcoy, que riega trayéndola hasta el partidor mayor de la Casa Fosca, cerca de Potries. De allí deriva por la derecha la acequia del Rebollet, que riega Potries, La Fontd’enCarròs y parte de Oliva. La acequia Real prosigue un poco abajo hasta un segundo partidor mayor denominado la Casa Clara, donde se divide en dos grandes brazos: la acequia común de Gandia, que riega Almoines, parte de Bellreguard, Beniarjó, Miramar, Daimús y las partidas del Migjorn de Gandia, y la acequia común de Oliva, que riega parte de La Fontd’enCarròs, Palmera, parte de Bellreguard, Piles, Rafelcofer, la Alqueriade la Comtessay parte de Oliva.

MOLINOS

MOLINO DE L’ESPART

El molino del’Espart(también llamadomolino de Parets o de Ángel, en épocas anteriores). Está ubicado en la partida del barranco Beniteixir, en el término de Potries acotando con el término de La Fontd’enCarròs. Si bien originariamente fue construido, a finales del año 1845, para funcionar como un molino papelero. Posteriormente, en una segunda etapa, a partir de al menos el 1935, el molino funcionó como fábrica de esparto, y en la última etapa pasa a ser una fábrica de hilos. Actualmente es utilizado solo como almacén.

Este molino disponía de un jaraíz de 3 metros de alto, sin balsa, directamente de la acequia del Rebollet, dos ruedas y dos juegos de muelas. El edificio es de dos plantas y ocupa una superficie de unos 700 m2. El techo es a dos aguas y con dos naves comunicadas entre sí. En el sector que queda junto al barranco se conservan parte de las antiguas balsas, así como un lavadero en la acequia.

MOLINODE L’ALFÀS

Según las fuentes documentales se denominaba molino de l’Alfàs en el siglo XV y, posteriormente, es conocido como molinodelsFrares, por pertenecer desde su compra en 1614 a las propiedades del convento de San Jerónimo de Cotalba, hasta que, después de la desamortización de 1835, fue vendido a unos particulares en subasta pública en 1838. Históricamente ha sido un molino harinero, además, a finales del siglo XIX y principios del XX la instalación de turbinas hidroeléctricas lo convirtieron en fábrica de luz, todavía se conservan en buen estado las bobinas y el alternador primitivo. Más tarde, el agua será utilizada como materia primaen un proceso de electrólisis para producir lejía, embrión de la actual empresa de productos químicos.

En el sótano todavía se conserva la antigua turbina de 200 kW con la cual impulsaban un generador de corriente continua para la fabricación electrolítica, en las plantas altas del edificio, de la lejía Las Dos Palmas.

MOLINO CANYAR O D’ANYAT

Molino Canyar o d’Aynat. Situado en el margen derecho del río, en la partida de la Campina, recibía el agua del partidor de la Casa Clara, por la acequia Común de Oliva.

El molino d’Aynat, aparece documentado como harinero desde al menos el siglo XV y así debió de ser hasta su ampliación y transformación, entre finales del siglo XIX y principios del XX, coincidiendo con la construcción del ferrocarril Alcoy-Puerto de Gandia.

Ha estado vinculado durante siglos a una influyente familia de letrados y funcionarios de La Fontd’enCarròs, los Aynat. El viejo edificio tuvo que ser sustituido por uno de nueva planta adaptado a las exigencias de transformación de la época y con las características arquitectónicas de finales del XIX, pero manteniendo la estructura subterránea original. Es uno de los pocos molinos hidráulicos integrados en la red de regadío del margen derecho que tenía una balsa de acumulación de agua.

En este nuevo edificio, además de mantener los mecanismos para la producción de harinas, se le incorporan los propios para pelar y emblanquecer el arroz, se instalan turbinas eléctricas y máquinas de vapor y gasóleo para la provisión de energía. Un conjunto fabril característico de la época, donde se disponen amplios espacios residenciales para las familias que trabajan en la industria, junto a las dependencias administrativas y de oficinas e incluso se localizan talleres para la estampa del envasado de los materiales de la producción, sobre todo del arroz. Hay restos de una chimenea que era el horno donde se quemaba la paja para producir el vapor de agua que se añadía a la energía motriz del agua para ayudar a mover las muelas.

Con posterioridad se ampliará la industria con una fábrica de hielo, adosada al muro norte junto a la vía del ferrocarril, que cubría las necesidades de abastecimiento de hielo para el ferrocarril tanto de Alcoy cómo de Gandia. Este molino ha sido restaurado y convertido en restaurante desde el año 1998, pero respetando la estructura original y se muestra al público la maquinaria y el resto de ingenios de su primitiva función.

MOLINO ANOUERS

El molino Anouers se encuentra en la partida Huitena. Aparece documentado como harinero desde al menos el siglo XV, así consta en un documento de 1511 donde se le denominaba molino de “ÇarBorzen, moro de Beniflá”; en 1745 aparece con el nombre de “MolídelsNogals”, en un memorial por un pleito sobre aguas realizado por el ilustre olivero GregoriMaians, mientras que a finales del siglo XIX y comienzo del XX aparece con la denominación de “Molino de Almúnia”.

El molino disponía de dos jaraíces de 122 cm de diámetro y una altura de 2 m. Movía directamente tres juegos de muelas catalanas, que fueron sustituidas por otras francesas, posteriormente, al tener poca agua se añadió un engranaje a la tercera muela, y más tarde sobre esa muela inactiva se montó un banco elevado con una muela arrocera, más pequeña que la harinera y, por lo tanto, con menos potencia para funcionar. El jaraíz disponía de dos vueltas de 160 cm de altura y de anchura y 3 m de longitud y una abellotada que atravesaba la sala del molino y el camino del delante.

MOLINO DE LA LLUM, SERRERIA O BATISTET.

El molino de la Llum, Serreria o Batistet está situado en el vértice nororiental del término municipal de Potries, acotando con los de Beniflá y la Fontd’enCarròs. Hoy está completamente rehabilitado como vivienda particular. Se trata de un edificio industrial de última generación, seguramente construido a finales del siglo XIX o principios del XX. Recibe el agua desde el partidor o cano de Potries, que se encuentra unos 300 m antes, está a unos 2000 m del molino Canyarpor un lado y a 400 m. del molinoAnouers por el otro lado. La energía la suministra el agua que corresponde a las dos filas que lleva la acequia de Miramar, agua que después pasa al molino deSotaia. No tiene balsa pero si un jaraiz de 95 cm de diámetro y una caída de 4 m que movía dos ruedas de álabes y dos muelas catalanas de 138 cm de diámetro y 28 cm de altura, respectivamente, para moler trigo y maíz para hacer harina y salvado. La “cacau” es preciosa, de unos 3 m de altura, 2 m de anchura y 4 m de longitud.

Originalmente molino harinero que no dejó nunca de funcionar como tal, después  añadieron una turbina de 17 CV para hacer electricidad (hacer luz), primera electricidad de Beniarjó y Beniflá, hacia el 1907, de la compañía Adrover. De este hecho, queda un dicho: “La llum de Joan té poctrellat; encara no s’haencés, jas’haapagat”. Esta turbina movía también el molino, y todavía se conserva, como también las muelas. Durante un tiempo fue una serrería. A partir del año 1922 fue fábrica de almidón. Pero continuó siendomolino de moler en paralelo a todas las otras actividades.

PARTIDORES

LA CASA FOSCA

La Casa Fosca es una sencilla construcción, situada en medio del espacio agrario, cubierta con una imponente vuelta de cañón de mazonería y mortero de cal que fue edificada encima de la acequia Real. Su función es dividir el caudal de la acequia Real, que proviene del azud, para dos acequias madre, la del Rebollet y la Común de Gandia y Oliva. Aunque la arquitectura es sencilla, presenta una estructura maciza, totalmente hermética, casi disuasiva, para que nadie altere la correcta división del agua. Solo tiene derecho de acceso a su interior el acequiero, que es la persona encargada y responsable del buen funcionamiento del sistema.

Según un documento datado en 1511, este partidor ya existía con el banco de piedra y las siete puertas y media, y se especificaba en el documento ciertas obras que se tenían que realizar en las infraestructuras de riego, incluyendo este partidor. Se refleja que habrá una puerta de acceso con dos llaves, los depositarios de las cuales son los representantes de los dos señores territoriales más relevantes de la época, el duque de Gandia y el conde de Oliva. Si tenemos presente que el sistema de distribución proporcional del agua es originario del mundo musulmán y se mantuvo después de la ocupación catalano-aragonesa, consideramos que este partidor ya debía de existir antes de la conquista a mediados de siglo XIII.

LA CASA CLARA

El partidor de la Casa Clara es, después de la Casa Fosca, el segundo gran partidor de la red histórica de regadío y, como aquel, es elemento clave por la funcionalidad del sistema, porque es en los partidores donde se verifica la correcta división del agua disponible. Es por eso que mantienen una estructura hermética y cerrada, para garantizar su funcionamiento, y al cual solo tiene acceso la persona responsable y encargada del sistema. La Casa Clara es una construcción de planta rectangular con elevados muros de mazonería que cierran el diáfano espacio interior sin cubierta. A un extremo se sitúa la entrada de aguas en el partidor desde la acequia Común de Gandia y Oliva, mediante aperturas adosadas con grandes sillares de piedra, que antiguamente estaban cerradas con potentes rejas de hierro.

Una vez dentro, el agua se ensancha para llegar suavemente hasta el gran banco de piedra asentado en el piso del partidor, que la dividirá mediante 25 puertas o huecos, antes de que vuelva a salir del partidor por dos aberturas adinteladas situadas en la base del muro, una para la acequia Comuna de Oliva, por donde saldrá el agua de 15 puertas y la otra para la acequia Comuna de Gandia, por donde saldrá el agua de las 10 restantes. Justo a la altura del banco, en el muro lateral se sitúa la única y potente puerta de acceso.

Documentalmente sabemos que su arquitectura se ha mantenido prácticamente inalterable hasta nuestros días, tal y como aparece en las capitulaciones para su construcción fechadas el 12 de julio de 1509 y confirmadas en la Concordia de 1511. Según esta documentación, el partidor tenía “tres portes granseguals e una porta chica”, de las que dos eran para la acequia de Oliva y el resto para la de Gandia; acordándose en este momento que el partidor, que ya existía, “siafet de nou en lo lochmateixhon huy està…”, y además “..siafet un banchegual de pedra en lo qual sien fetesvinticinc portes eguals..”. La Concordia asigna que de las veinticinco puertas del nuevo banco de piedra, 15 sean para la acequia de Oliva y 10 para la de Gandia.

EL CANO O SOTAIA

El partidor del Cano o de Sotaia se encuentra en el término de Potries, en la partida delaMitjanaal nordeste del municipio. Citado también en el documento de 1511, donde aparece con el nombre de “partidor del Ferrús”. Este partidor de menores dimensiones que los anteriores estuvo reconstruido a mediados del siglo XIX, concretamente en 1849 cómo aparece en una inscripción, y divide intermediando también un banco de piedra en diez puertas las aguas de la acequia común de Oliva en las acequias de Sotaia, Miramar y Oliva. Por la de Oliva saldrán 7 de las diez puertas del partidor, y distribuirá las aguas por los términos municipales de Rafelcofer, l’Alqueria de la Comtessa, Piles y Oliva. A la acequia de Miramar se le asignan dos puertas para regar Palmera, Miramar, Rafelcofer, parte de Bellreguard y Beniarjó. Y la puerta restante para la acequia que riega las tierras de Sotaia.

El partidor propiamente dicho es una construcción de planta rectangular y cubierta con vuelta rebajada, construido con mazonería careada y mortero de cal. Presenta dinteles en las entradas y salidas del agua así como rejas, y una pequeña puerta en la cara suroeste. El partidor posee anotado en una de sus piedras la fecha de 1849 en la cual probablemente sufrió alguna reforma.

ACEQUIAS

ACEQUIA REAL

La acequia Real serpentea unos dos kilómetros, bordeando encantadores parajes del margen derecho del río Serpis, exactamente desde su origen en el azud d’EnCarròs, en el término municipal de Villalonga, hasta el partidor de aguas de la Casa Fosca, ya en término municipal de Potries. Casi todo el tramo de esta acequia en el término municipal de Potries está por debajo de la rasante, por lo cual antiguamente el cajero nos aparecería excavado en el terreno, con las motas  flanqueadas de vegetación, generalmente cañaverales, y seguramente algún que otro muro de mazonería en puntos determinados de la acequia. Hoy el cajero de la acequia presenta una sección en forma de U, con los muros laterales construidos con una mezcla de mortero de cal con abundantes grabas y piedrecitas de río de pequeño y mediano calibre. Se construyeron en los años 50 y 60 del siglo XX mediante un encofrado de madera que se remachó con el material antes descrito, luciéndose después con una argamasa de cemento hidráulico. El piso de la acequia presenta las mismas características. Esta acequia está totalmente cubierta con losas de fibrocemento desde el azud hasta la parcela 230 del polígono I de Potries donde se ha situado la toma de agua de la acequia para el riego localizado de goteo del margen derecho del río de Alcoy. Desde la referida parcela hasta el partidor de la Casa Fosca la acequia continúa descubierta.

ACEQUIA DEL REBOLLET

La acequia del Rebollet serpentea de oeste a este, unos cuatro kilómetros, desde su origen en la Casa Fosca hasta el municipio de Oliva, pasando por los cascos urbanos de Potries, la Font d’enCarròsy la misma Oliva. Dentro de nuestro término municipal tenemos que distinguir varios tramos, el primero descubierto inmediato al partidor, el segundo a su paso por el casco urbano y el tercero desde el pueblo hasta llegar al barranco de Beniteixir  que separa el término de Potries del de la Font d’enCarròs.

ACEQUIA COMUNA DE OLIVA I GANDIA

La acequia Comuna de Oliva y Gandia sale del partidor de la Casa Fosca trayendo un abundante caudal de agua, hecho que, seguramente desde sus orígenes, propiciaría su aprovechamiento como energía hidráulica con la instalación de un caserón molinero. Todavía se puede visualizar dentro del recinto industrial de la Electroquímica del Serpis el viejo muro de mazonería del salto de agua del antiguo molino, que curiosamente era un jaraíz en rampa, con dos ruedas para dos muelas.

ACEQUIA COMUNA DE OLIVA

La acequia Comuna de Oliva sale desde el partidor de la Casa Clara hacia levante para buscar las tierras de la Font d’enCarròsy Rafelcofer. Dentro de nuestro término municipal tenemos que distinguir varios tramos todos ellos descubiertos; el primero es el inmediato al partidor hasta el actual trazado de la carretera VP1012, el segundo desde la carretera hasta el molinoCanyar, y el tercero desde la salida de aguas del referido molino pasando por el tercero partidor denominado de Cano hasta llegar al molinoAnouers, justo antes del término de la Fontd’enCarròs. Dos muros flanquean la sección o cajero de la acequia, por donde discurre el agua. Su fábrica es básicamente de cemento encofrado, aunque en algunos tramos se conservan viejos muros de mazonería por debajo de los encofrados de cemento.

NIVELADORES, NORIAS, LAVADORES I GALLIPUENTES

NIVELADORES

El nivelador es un elemento que permite calcular el caudal de agua en un punto determinado de la acequia. Los podemos encontrar a lo largo de la red, siempre aguas abajo de los partidores del sistema. Un abombamiento practicado en las caras interiores de los muros de la acequia produce la estrangulación del cajero, reduciendo considerablemente su sección, que junto al desnivel creado en el suelo de la acequia, consigue elevar el caudal en la parte superior donde se sitúa una escala métrica que permite la lectura del aforo del agua disponible. Es un elemento del sistema relativamente contemporáneo, dado que antiguamente era la vara valenciana la unidad de medida utilizada, mientras que el sistema métrico decimal se adoptó mundialmente en el siglo XIX.

NORIAS

La noria está ubicada cerca del partidor de la Casa Fosca, antes de la acequia del Rebollet. La situación de esta noria evidencia la imposibilidad de regar los campos situados antes o enlas cercanías de las primeras acequias de derivación del río, haciendo necesario otro sistema para la obtención de agua. De hecho, la proliferación en el siglo XX de pozos a motor para la extracción de agua subterránea ha provocado la sustitución de una buena parte del paisaje de secano de nuestros términos municipales y dónde antes abundaban los olivos, los almendros o los algarrobos, predominan ahora los campos de regadío con naranjos. Este elemento aprovecha la tracción animal para poner en marcha un mecanismo que permite elevar el agua a la superficie desde el subsuelo, mediante un pozo excavado.

LAVADORES

Los lavadores públicos aparecen en la segunda mitad del siglo XIX. En el caso de Potries también encontramos un número considerable de lavadores privados en las casas situadas junto a la Acequia del Rebollet, a su paso por el pueblo. Un conjunto arquitectónico y etnológico de nuestro paisaje urbano, típico y definidor del uso del agua en los últimos siglos. Hasta la década de los años 60 del siglo XX,  en Potrieshabía cuatro lavadores públicos, de los cuales se conservan dos, uno en la calle CortsValencianes y el otro en la parte trasera de la Iglesia. Todos ellos aprovechaban el curso del agua conducida por la acequia del Rebollet. Las losas de piedra para lavar la ropa o la vajilla se situaban inclinadas hacia el interior, coronando uno de los muros de la acequia.

GALLIPUENTES

El gallipuente del Ferrocarril de Alcoi. Este elemento se encuentra ubicado al sur del término municipal de Potries, en la partida de la Campina, junto con las instalaciones del Molí Canyar. Este gallipuente se construyó a finales del siglo XIX, para que los trabajadores y el resto de personas del ferrocarril Alcoy-Gandia cruzaran sin problemas la acequia comuna de Oliva.

Después de la desaparición del ferrocarril, el puente sobre la acequia perdió su gran funcionalidad. Está realizado de ladrillocara vista, con un pequeño arco y dos contrafuertes. El estado de conservación es hoy óptimo, sin presentar graves deterioros.

El gallipuente del Camino Real. Justo por delante de la fachada principal del MolíCanyarpasaba la antigua carretera construida con adoquines en los años 20 del siglo pasado, durante la dictadura de Primo de Rivera, y es donde se localiza todavía un puente sobre la acequia que sale del molino. La acequia en este punto se encuentra a una cota por debajo del nivel de la calle, y dónde, hasta no hace demasiados años, había un frondoso cañaveral que debió de ser la causa, junto con el traspaso de la propiedad del molino por parte de la familia Aynat, de su nueva denominación como Molí Canyar.