DONDE ESTAMOS

Potries es una pequeña y acogedora población situada al corazón de la ubérrima comarca de La Safor, a medio camino entre las excepcionales playas del litoral y el cinturón montañoso que la flanquea por el suroeste, donde destaca el macizo calcáreo de la Safor con sus 1.013 m. sobre el nivel de la mar.

El término municipal tiene una extensión de 3’2 Km, hito con los municipios de Beniflà, La Font d’en Carros, Villalonga y Ador. El terreno es prácticamente plano, apto por los diferentes cultivos que se han desarrollado a lo largo de la historia, salvo unas pequeñas montañas, que apenas superan los 100 m de altura, denominadas “Els Tossalets”, a los pies de las cuales se asienta el municipio. El río Serpis bordea el término por el oeste, constituyendo el accidente geográfico más relevante y un espacio natural de singular belleza, de hecho, el río Serpis y su entorno, fueron declarados Paisaje Protegido de la Comunidad Valenciana “por sus valores paisajísticos, ecológicos y culturales, derivados de una relación histórica armoniosa entre el hombre y el medio natural” (Decreto 39/2007).

La climatología se caracteriza para tener unos inviernos relativamente suaves y unos veranos calurosos, las temperaturas medias a lo largo del año oscilan entre los 13 y los 25 grados. Las lluvias se concentran sobre todo en el otoño y también en la primavera. Potries tiene en la actualidad una población de poco más de 1.000 habitantes.

COMO LLEGAR

Actualmente la población está perfectamente comunicada por carretera: con las comarcas del interior por la CV-60 en dirección a Albaida; con las principales vías del eje mediterráneo (AP-7, E-15, N-332) por la CV-680, que nos posibilitan estar en pocos minutos en cualquier de las principales ciudades del territorio. El tren llega a la estación intermodal de Renfe en Gandia, desde la cual puedes coger un autobús para desplazarte a Potries. También lo puedes llegar en bicicleta siguiendo la CV-680 o buscando itinerarios alternativos por los caminos rurales. La Vía Verde del Serpis, que aprovecha el trazado del antiguo ferrocarril Alcoi-Gandia, está en proyecto y será la mejor opción.